Germany | Finland | Saint Petersburg | Italy

Sin duda alguna todos tenemos algo, una cualidad, característica o un talento que nos hace completamente únicos y nos diferencia del resto. Hay quienes lo resaltan y otros que realmente se avergüenza o se les vuelve un verdadero problema tanto físico como psicológico. A pesar de que en este caso, la característica de este hombre de 54 años lo ha hecho famosos alrededor del mundo, no me cabe duda alguna que representa un severo problema en el día a día.

Su nombre es Roberto Esquivel Cabrera, es mexicano y es acreedor del título del hombre con el pene más grande del mundo. Su miembro mide 18,9 pulgadas es decir unos 48 centímetros, y asegura sentirse feliz porque nadie podrá igualar sus dimensiones.

Este hombre oriundo de la ciudad de Saltillo en México, ha rechazado rotundamente la posibilidad de reducir el tamaño de su tema, debido a que ha asegurado ante los medios de comunicación y la comunidad de médicos que prefiere ser famoso a tener una vida sexual relativamente normal.

4-2

Su pene de casi medio metro se volvió viral en el año 2015, cuando fotografías de Roberto fueron difundidas a través de redes sociales.

“Estoy contento con mi pene, sé que nadie tiene el tamaño que tengo. Me gustaría estar en el Libro Guinness de los Récords, pero no reconocen este registro”.

Sin-titulo-2-1

Según establece Mirror Uk, múltiples médicos mexicanos han instado a Roberto a considerar una reducción de pene, la cual podría mejorar su vida en un 100% tanto en el ámbito sexual, como cotidiano. Uno de los doctores le aseguro que sería la única opción para que Esquivel optara por la opción de tener hijos.

“Le hemos aconsejado ‘D. Roberto, lo mejor para usted es que los médicos les dan una forma normal a su pene para que no le dolía, con el fin de tener relaciones sexuales, con el fin tener hijos. Pero él no lo acepta, dijo que prefería tener un pene más grande que el resto de las personas”.

roberto-2

Roberto admitió que su situación se convirtió en una obsesión desde que era un adolescente, cuando estiraba su pene con bandas elásticas. Además, dijo que intentó mantener relaciones sexuales en dos ocasiones cuando vivía en Estados Unidos, pero que en la práctica no pudo, ya que en la primera la mujer salió arrancando y en la segunda, el dolor fue tan insoportable que tuvo que detenerse.

No puede usar pantalones, no puede usar uniforme, no puede correr, debe apoyar su pene en una almohada para dormir pero este hombre prefiere soportar este tipo de vida, antes de ser una persona común y corriente.

roberto-3

A pesar de que él mismo admite que su miembro representa una discapacidad en su vida y que depende única y exclusivamente de los bancos de alimentos para sobrevivir, asegura ser feliz y que en un futuro, le gustaría incursionar en la industria porno y obtener dinero desde allí.

RK

“No me siento triste porque sé que en los EE.UU. hay una gran cantidad de mujeres. Una de ellas será la correcta para mí. Me gustaría ser una estrella porno y creo que me gustaría hacer un montón de dinero por allí”.

Fuente: UPSOCL

 

Según la página IllicitEncounters.com al 53 % de los encuestados les interesa saber con cuántas personas se ha acostado su pareja.

Hablar de las parejas que hemos tenido es una de las conversaciones más incómodas. A veces no sabemos si decir la verdad porque puede ser demasiado o porque, por el contrario, puede ser muy poco. Pues bien, una encuesta hecha a mujeres y hombres ha revelado cuál es el número ideal de parejas sexuales.

El estudio desarrollado por IllicitEncounters.com, un portal web de citas para personas casadas, encontró que hombres y mujeres están de acuerdo con que sean 12 las parejas sexuales que una persona tenga antes de sentar cabeza.

Cuándo les preguntaron por qué una docena de parejas era el número ideal, muchos contestaron que esa crifra podría ser un indicador de que la persona es liberal, que es un aventurero sexual y que se atreve a probar nuevas cosas.

Las personas que participaron en el estudio también aseguraron que una persona que tenía menos de 10 parejas ya era demasiado conservadora y que podría llegar a ser sexualmente inexperta.

Pero incluso para los más liberales todo tiene un límite. Hombres y mujeres estuvieron de acuerdo en que tener más de 19 parejas sería demasiado. Según los entrevistados alguien que supera ese número puede llegar a ser "muy egoista" y que facilmente pasa de una pareja a otra sin nunca llegar a profundizar.

El 45% de las mujeres entrevistadas afirmaron que sí les gustaría saber con cuántas personas han acostado sus parejas, y el 53% de los hombres también quisieran saber esa cifra de sus parejas.

Christian Grant, uno de los participantes del estudio, dijo que "a los hombres les puede interesar más esa cifra porque suelen ser más celosos y competitivos. Nosotros queremos ser los primeros, los mejores, los más importantes en la vida de nuestra pareja".

Al parecer para las mujeres esta cifra no tiene tanta importancia. Prefieren hacer el pasado a un lado y que ese tipo de cosas no interfiera en la relación.

Fuente Semana.com

Hasta los más experimentados pueden sentir nervios que afectan su rendimiento. Pero un equipo estadounidense de psicólogos tiene un consejo para superar estas crisis.

La ansiedad es una sensación habitual antes de dar un discurso, hacer un examen, una presentación o ir a una entrevista de trabajo. Y muchas veces los nervios pueden ser contraproducentes, hasta el punto de afectar notablemente el desempeño.

Hasta los actores profesionales se ponen nerviosos al presentar premios como los Oscar o los deportistas de elite antes de un momento importante.

Ahora, psicólogos de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, tienen un consejo para superar estas crisis: seguir una pequeña secuencia de acciones con un alto valor simbólico justo antes de enfrentar la situación que nos genera estrés.

O, lo que ellos llaman, crear un ritual.

El poder del ritual

Las conclusiones del estudio sugieren que un ritual previo puede ayudar a sentir un mayor control sobre la situación y en consecuencia a lograr un mejor rendimiento.

Como parte de la investigación los psicólogos idearon un experimento en el que le decían a los participantes que en pocos minutos tendrían que cantar en público, con un micrófono, una canción muy difícil.

Un algoritmo medía objetivamente su grado de desempeño con la canción.

Los psicólogos querían que los individuos se pusieran increíblemente nerviosos para después ver de qué manera podían ayudar a reducir su ansiedad.

Así, a algunos participantes les dijeron que trataran de calmarse a sí mismos antes de cantar para estar menos nerviosos.

De acuerdo a una encuesta previa de los investigadores esta es una táctica habitual que utiliza la gente para no ponerse nerviosa antes de hacer algo importante.

"Mucha gente se dice a sí misma, literalmente, cosas del estilo ‘cálmese, esto no es para tanto, no hay ningún problema, puede hacerlo, etc.‘", le dijo a la BBC el profesor Michael Norton, líder del estudio publicado en la revista Organizational Behaviour and Human Decission Processes.

Pero a otros participantes los psicólogos les dijeron que siguieran un ritual simple: por ejemplo, algunos tenían que hacer un dibujo de cómo se sentían, y después romperlo en pedazos y tirarlo a la basura.

"Descubrimos que decirse a si mismo que se calme no funciona", dijo el psicólogo.

"Es como cuando le dice a alguien que está enfadado y gritando que deje de gritar, no suele funcionar", añadió.

"Pero hacer pequeños rituales como el descrito sí ayudaban a la gente a sobrellevar mejor su ansiedad y después a tener un mejor rendimiento", según Norton.

Poder y simbolismo

Uno de los factores que generan ansiedad antes de estas situaciones estresantes es, precisamente, la falta de control que el individuo siente sobre lo que va a ocurrir.

Un ejemplo claro de esto es la anticipación ante un examen, en el que otra persona te va a evaluar.

"Los rituales son como una forma de comportamiento controlado, nos lleva a sentirnos más en control y eso está relacionado con cuánta ansiedad sentimos", explicó el psicólogo.

Además, los investigadores creen que el simbolismo detrás de un ritual puede ayudar mucho, aunque no es imprescindible.

Seguir simplemente una secuencia de acciones sin un significado particular también puede ayudar, afirma Norton.

Según el psicólogo, el mero hecho de llamarlo ritual puede tener un efecto positivo.

La diferencia entre un hábito y un ritual

La presentadora del programa Health Check de la BBC, Claudia Hammond, siempre se hace un té antes de entrar al estudio a presentar el programa en vivo, y se pregunta si eso es un ritual o más bien un hábito.

Según Norton, un hábito es una acción en sí misma, que realizas porque sí, en este ejemplo porque te apetece tomar un té.

"Un ritual tiene más que ver con cómo se hace el té, por ejemplo, si sigue siempre los mismo pasos", explica.

Otra manera de considerar si una acción es un ritual o no es preguntarse qué pasaría si no lo hicieras.

"Si no pudiera tomarse ese té, ¿cuán molesta se siente?", dice.

"Cuando no hacerlo le perturba y le afecta, entonces se acerca más al ritual y se aleja del hábito", explica el psicólogo.

Pero todo esto está dentro de un grado normal de ansiedad ante una situación estresante particular.

Obviamente cuando hacer rituales se lleva al extremo, como en el caso de la gente que padece trastorno obsesivo-compulsivo, no es una estrategia que ayude. "En esos casos el ritual interfiere con la vida cotidiana", apunta Norton.

Fuente: Semana.com

Thursday, 27 April 2017 00:00

¿Cómo sobreviví a un Don Juan?

Todas las mujeres guardamos en el baúl de nuestras historias de amor todo tipo de prospectos, incluso hay quienes dicen que no podemos pasar por la vida sin haber amado con locura, que no es lo mismo que haber amado a un loco. Durante varios años estuve convencida de que amaba locamente, como nunca antes, que había encontrado al amor de mi vida, si es que algo así existe en el universo, hasta que una noche de domingo en un hotel en Cartagena me di cuenta de que éramos varias las féminas que creíamos exactamente lo mismo, y el velo que cubría una realidad de película de terror se descorrió, dejando al príncipe azul desnudo en la verdadera dimensión de sus miserias.

Lo conocí una tarde lluviosa de septiembre durante la conferencia inaugural de un congreso de cuyo nombre no quiero acordarme, como escribiera el célebre Cervantes, la calidez y la humanidad de sus palabras, unidas a su mirada penetrante enfocada en mí, hicieron “clic”.

Fue una relación a distancia, él bogotano yo costarricense, de manera que el correo, las aplicaciones de mensajería instantánea, las llamadas y las videollamadas, así como el ir y venir de aquí para allá sumando sellos en los pasaportes, encuentros apasionados y despedidas insufribles en distintos aeropuertos hicieron lo suyo y lo que yo creía que era amor pareció crecer. No podría decir cuándo empecé a sentir que algo no estaba bien, no sé si en realidad hay un sexto sentido, pero sí afirmaré categóricamente que cuando una siente que algo está mal, es porque en realidad lo está. Es por eso que me atrevo a decir que es necesario que nos escuchemos y nos hagámonos caso.

Cuando descubrí lo que el filósofo escondía (además era filósofo, se podrán imaginar, la retórica era su arma más letal, canta Shakira), me percaté que en principio había visto únicamente la punta de un iceberg, debajo de la superficie me enfrentaba a una mole de hielo capaz de volver a hundir al Titanic. El tinieblo en cuestión por el que yo sentía amor, que digo amor, admiración y casi devoción, no solo tenía una relación de pareja estable de casi una década…no, tenía al menos cinco o seis relaciones más de manera simultánea, algunas estaban iniciando, otras, como la nuestra, sumaban varios años. El tipo había montado en su vida una especie de maquila afectiva y producía en serie frases amorosas, maneras cariñosas de nombrarnos, canciones de amor y postalitas románticas que nos enviaba al tiempo. Siempre me ha gustado escribir y él inspiró varios de mis correos y mensajes más hermosos…ahora sé que le aporté una cantidad importante de material que le sirvió para endulzar a sus otras víctimas sin que se me reconociera la autoría.

Descubrí su donjuanismo, si es que acaso su patología no es aún más seria, y salí de Colombia 12 horas después dejando atrás la historia más bonita que he vivido pero que curiosamente no fue real: por algunas horas me sentí atrapada en la dimensión desconocida, para luego abordar un avión en El Dorado y desembarcar en mí país siendo otra, sintiéndome la viuda de un hombre que jamás existió.

¿Cómo fue que me recuperé de semejante herida narcisista, de una desilusión de ese tamaño? En primer lugar me salvó mi amor propio, 4 décadas de vivencias y varios procesos psicoterapéuticos no han sido en vano, me han ayudado a aclararme con respecto a lo que merezco, particularmente en la vida de pareja, no estoy ni estaré dispuesta a conformarme con menos de lo que quiero y no estaré con alguien con tal de no estar sola, para eso están mis perros que me aman sin condiciones. Ningún amor puede ser más grande e importante que ese que sentimos por nosotras mismas, esa es la fuente de los afectos.

En segundo lugar mi cuerpo empezaba a hablar a un volumen imposible de ignorar, las crisis de ansiedad habían empezado meses atrás, para decirme que algo no marchaba bien, que detrás de la imagen de ese hombre se escondía algo que hacía daño, y es que el inconsciente no descansa hasta ser escuchado y el mío es casi tan tenaz y terco como yo. Haciéndole frente a lo que mi cuerpo indicaba encontré el camino del bienestar, en definitiva creo que las personas tendemos al buen vivir, en especial las mujeres.

En tercera instancia estuvieron mis amigas, esas mujeres que hacen que la vida funcione. A mi lado estuvo la que pasó a buscarme al aeropuerto para abrazarme y contenerme, también la que me escuchó contar repetidamente esta historia de espanto hasta que yo misma me la pude creer, las que me abrazaron y lloraron por mí (yo ya no lloraba, en una isla del Caribe había vertido todas las lágrimas posibles), estuvo también la que se dijo dispuesta a impedir a toda costa que volviera con él en caso de que me buscara…mis amigas me anclaron a la vida y acamparon a mi lado mientras pasaba de la negación al asombro, al dolor y de este a la rabia, hasta que cada una de esas emociones acabó por aplacarse y él dejó de ser mi último pensamiento por las noches y el primero que me habitaba cada mañana.

¿Hasta cuándo me iba a doler este Don Juan? Hasta que yo lo permitiera, de manera que me puse de mi lado convirtiéndome en mi mejor aliada, me recordé a mí misma que esto no iba a ser lo peor que me pasó en la vida y me dispuse a sanar. En el camino quemé todos los puentes que pudieran conducirme a él o que le permitieran acercarse a mí, me autoprotegí asegurándome de que jamás me buscara y guardé en mi mente una especie de clave de seguridad para cuando la tontería me invadiera con recuerdos de los tiempos hermosos: una postalita con una frase de García Márquez que le envié días antes de mi encuentro con su verdad y que él usó, apenas unos minutos después para enviársela a otra chica con la que recién iniciaba la conquista…¡ya mencioné que producía en serie!

Una duda me rondó la mente y el corazón por casi un año, ¿sería capaz de amar de nuevo? Yo, que siempre había confiado y que jamás había tenido un encuentro con el monstruo de los celos, ¿sería capaz de volver a creer y entregarme? El tiempo ha transcurrido haciendo lo suyo y la vida se ha encargado de responder a mis preguntas…ese hombre se fue de mi vida matando al mejor compañero que yo había tenido hasta entonces, él me perdió a mí y yo conservé esta capacidad de amar con ternura, pasión y entrega, eso me pertenece por completo y hoy veo para atrás solo para decir que se puede sobrevivir al engaño ya que la verdad, por dura que sea, es siempre mejor que cualquier mentira. Ahora miro hacia adelante y sigo, porque el amor está esperando por mí mientras compone una nueva melodía con mi nombre.

(Las imágenes son del actor Paul Newman, que realmente no tuvo nada de Don Juan, ya que estuvo una bella relación por más de 50 años con su esposa y también actriz Joanne Woodward.)

Bloguera invitada: Dunia Espinoza Esquivel

Fuente: Solteras De Botas

Un científico de la Universidad de Oxford afirma que el cerebro se deja seducir por estímulos sensoriales que van desde el olor y color de los alimentos hasta su presentación en la mesa.

Comer no solo es una necesidad fisiológica, sino uno de los grandes placeres de la vida. Aunque los alimentos entran por la boca, y la lengua permite detectar si tienen sabor dulce, salado, ácido o amargo, también otros factores externos influyen en que la experiencia sea agradable o incómoda. Charles Spence, profesor de psicología experimental y director del Laboratorio de Investigación Intermodal de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, acaba de publicar el libro Gastrofísica, donde explica esta nueva ciencia que él bautizó así y estudia “todo lo demás” que acompaña el acto de comer sin enfocarse únicamente en los alimentos. Porque, como dijo el autor a SEMANA, “los placeres de la comida residen principalmente en el cerebro y no en la boca”.

La palabra gastrofísica surge de combinar la gastronomía, el arte de escoger, cocinar y consumir alimentos sabrosos, y psicofísica, la rama de la psicología que se ocupa de estudiar la relación entre los estímulos físicos y los juicios que cada persona hace de ellos. Spence define el acto de comer como una compleja experiencia multisensorial que reúne olores, sonidos, colores, recuerdos, expectativas, vajillas, la presentación y los nombres de los platos. “El trabajo del cerebro consiste en unir todas estas sensaciones dispares en objetos de sabor que localizamos en nuestra boca”, explicó Spence a esta revista. O sea que comer es un hábito fuertemente ligado a los estímulos, y en ese proceso juega un rol determinante el cerebro pues es el órgano “más sediento que consume cerca del 25 por ciento de la energía corporal. Por eso no hay nada que lo excite más que ver y oler comida deliciosa cuando hay sensación de hambre”, añade el autor.

Hoy en día los hábitos alimenticios de las personas se miden en buena parte, según Spence, por el fenómeno del porno de la comida (food porn). Así se le llama a la tendencia actual de mostrar imágenes de una gran variedad de platos exóticos muy apetitosos, ricos en grasa y calorías, en los shows de cocina de televisión, en las redes sociales y en publicidades. Todo esto busca rendirle culto a la comida de la misma forma que al sexo como objeto de placer. Esas imágenes se convierten en “estímulos visuales para el cerebro que a su vez aumentan el flujo sanguíneo en el órgano. Por eso es inevitable que la persona se vea tentada a comer más”, dice el autor.

Lo anterior se explica desde el punto de vista evolutivo, pues los humanos fueron en principio cazadores y recolectores. Por eso ver proteínas en movimiento les resulta irresistible. Spence cita como ejemplo claro de esta tendencia las publicidades del Super Bowl, el evento deportivo con mayor sintonía en Estados Unidos, donde dos tercios de las propagandas están relacionadas con comida y en su mayoría son presentadas de forma provocativa. Pese a las polémicas suscitadas por estos anuncios, las ventas de dichos productos aumentan.

Los grandes chefs y los mejores restaurantes del mundo tienen en cuenta los detalles que definen la gastrofísica, según afirma Spence. Por eso no solo se preocupan por la preparación de los alimentos, sino por su presentación. Por ejemplo, las vajillas de platos redondos y color blanco son preferibles a los cuadrados de color negro, pues el color y la forma influyen en la percepción del gusto. Así lo reveló un estudio de la Universidad Memorial de Terranova, en Canadá. Por eso los restaurantes más costosos del mundo diseñan sus propios platos y cada unidad puede llegar a valer más de 1.000 dólares. Así mismo, la vajilla de colores claros es preferible. “Los gastrofísicos se interesan en el impacto de los cubiertos y los vasos, algo que nadie estudia, pero que afecta radicalmente la experiencia de comer y beber”, dice el autor, quien pudo confirmar esto en The Fat Duck, uno de los mejores restaurantes del mundo, situado en Bray, Reino Unido. Sus dueños señalaron que invertir en cubiertos más pesados aumentó su número de clientes. El nombre de cada plato también es un arte donde la creatividad y originalidad son claves para hacerlos llamativos para los comensales.

Otros factores externos pueden cambiar la percepción de la comida, como por ejemplo la iluminación o la música del lugar donde la gente se sienta a la mesa. Spence cuenta que la aerolínea British Airways introdujo un playlist llamado Sound Bites para sus vuelos de largas distancias, que se activa a la hora de comer. Esta lista cuidadosamente seleccionada incluye temas musicales que hacen más amena y sabrosa la comida. “Se ha demostrado que las obras para piano de notas agudas pueden cambiar la percepción del sabor”, dice el autor. Según Spence, comer y beber a una altura promedio de 35.000 pies de altura, con baja presión, humedad en las cabinas y un ensordecedor ruido de las turbinas puede causar estragos hasta en los paladares más finos. Por eso la comida de avión no siempre es fea, sino que esos detalles la hacen poco atractiva y gustosa al paladar.

Para concluir, Spence dice que la epidemia de obesidad que ataca el mundo no se podrá erradicar simplemente por el hecho de entender la gastrofísica. Pero sí servirá para descubrir lo que pasa por la cabeza de una persona cuando tiene deseos de comer y cómo tratar cada caso. No obstante, algunos detalles de esta ciencia pueden ayudar a que las personas se moderen y no caigan en la trampa de los estímulos visuales y olfativos que abundan en los medios masivos. El autor recomienda a quienes deseen bajar de peso comenzar a comer en platos pequeños, pues el cerebro se irá acostumbrando a no esperar siempre porciones grandes. También se pueden beneficiar de poner comida chatarra en un plato rojo y comer en recipientes pesados para que se convenzan de que no es saludable.

Fuente: Semana.com

Al finalizar el año estamos desbordadas de positivismo y con la cartera llena de dinero para gastar, asimismo nuestra cabeza se rebosa de ideales y proyectos que esta vez sí se van a concretar (again), pero que luego con el pasar de los días volvemos a la mierda de siempre, aparecen las excusas y la vida se encauza a su rutina normal, o si somos un poco más fuertes y decididas, al menos cumplimos una o dos de las metas de las cien que nos prometimos. Y todo esto es entendible porque empezar el año con nuevos proyectos pero con viejos hábitos es un reto. Por eso quise escribir este post, que inicialmente fue concebido como una especie de recordatorio para mí misma, y que después de leerlo me di cuenta que era bueno compartirlo, pues mi motivación personal podría servir a todas aquellas que desean un cambio de 180° en sus existencias.

Lo primero es hacer una lista cuidadosa de propósitos, digo cuidadosa porque no pueden ser tan genéricos ni tan idealistas, la clave es que sean vainas concretas, nada de “darle la vuelta al mundo” o “casarse con el gemelo de Adam Levine”, tienen que ser medibles para que no se queden en el aire, en el papel, o en el muro de Facebook. Lo segundo es escoger cuales de esos propósitos son los más significativos para ti, pues es preferible cumplir 5 de la lista que tener 20 sueños muy cándidos y no realizar ninguno. Lo tercero es preguntarse el “how” o sea como carajos voy a hacer para que mi propósito sea tangible, que actividades o cambios serán necesarios para dejar de hablar paja y pasar a la acción. Lo cuarto es colocar unas fechas tentativas en el calendario, como una serie de tiempos que de acuerdo al tipo de metas se darán a corto plazo, mediano y a largo plazo. Lo quinto es darte pequeñas recompensas por los logros que vas teniendo, sobre todo cuando los propósitos tienen que ver con renunciar o dejar viejas conductas. Lo sexto es que no te sientas frustrada si las cosas no salen como lo planeas, recuerda que la felicidad es el camino y no la meta, disfruta del proceso de alcanzar eso que deseas. Y un bonus track es la importancia de enfocar los propósitos con frases positivas esto ayuda a la programación mental, por ejemplo no digas. “voy a dejar los dulces y las harinas” y di más bien “voy a comer más frutas, verduras y alimentos ricos en fibra”

Mi lista de propósitos

Ser paciente: Este es un propósito medio etéreo, intangible y quizás al formularlo rompo la regla No 1 mencionada en el párrafo anterior, no obstante era trascendente incluirlo porque a mi parecer es un gran reto y es la base para cumplir los otros que siguen, pues durante años me he identificado con la ansiedad, para colmo he sido un ejemplo de fémina posmoderna que hace mil cosas al tiempo, y además no me ayuda mucho vivir en Bogotá, que si bien es una ciudad cosmopolita y me encanta, es la mismísima tierra del acelere. Así que para cumplir este objetivo de desarrollar la paciencia, debo ser consiente de mi respiración, meditar más e inclusive aumentar la dosis y la frecuencia, también intentaré bajarle la revolución a mis ocupaciones y ejecutar una sola tarea a la vez. (Meta a corto plazo- del día a día)

Y si mis deseos no se manifiestan cuando quiero, entonces me repetiré a mí misma que quizás no me convenía y que nunca será bueno forzar los momentos. Cuando el tráfico apeste, tomaré aire y subiré el volumen a la música. Cuando tenga que trabajar con gente parsimoniosa, recordaré que cada quien posee un ritmo diferente y trataré de comprenderlos para no llegar al punto de perder los estribos. La paciencia me ayuda a tomar distancia de las emociones malucas y me da la gasolina para seguir.

Atender 18 libros que esperan por mí: El año pasado invertí muchas horas de mis noches o madrugadas viendo temporadas y temporadas de series o películas adictivas en Netflix, Popcorn y otros sitios, no niego que fue un pasatiempo divertido, me desconecté un montón cuando mi cabeza necesitaba respiro, y hasta se convirtió en un motivo para conversar con las amigas acerca de los programas y personajes favoritos, indiscutible que esta saturación de enlatados no fue gratuita, pues a cambio sacrifiqué tiempo valioso que hubiera podido dedicarle a los libros que tanto amo, por todo lo que mueven en mí, por su olor, por el placer de rayarlos y por las ideas que me dan. Obvio que para el promedio de lectura que hay en el país paso la cifra con creces, no obstante, considero que pude haber leído más. (Tengo amigos que se leen hasta 30 por año)

Me siento bastante afortunada ya que siempre me regalan muchos libros, tal vez porque mi círculo de amistades me ve cara de ñoña o porque saben que escribo y esta labor me exige instruirme. Así que en estos momentos tengo 18 joyas literarias sin leer en mi biblioteca, que pienso devorar durante el 2017 y que he organizado en 3 tandas de 6 libros, lo que me permitirá llevar el ritmo y la cuenta. La idea no es convertir este propósito en una maratón sino en disfrutarlo, por eso tengo un sofá nuevo y muchas tazas de oloroso café que servirán de apoyo para hacer más placentero este pasatiempo. (Meta 1,5 libros x mes)

Adquirir hábitos saludables: La palabra dieta se tornó un poco fastidiosa, pues la empecé a relacionar con lo prohibido, y como lo prohibido es lo más rico, entonces se convirtió en excusa para pecar, por eso decidí que de ahora en adelante diré que estoy cambiando o mejorando mi alimentación y me enfocaré más por el lado del bienestar, o como dice una amiga “más salud que look”, por esto debo ser consciente de todos los beneficios que se generan en mi organismo cuando empiezo a meterle comida sana. Ya compré alimentos naturales y establecí menús sabrosos que no me hagan sentir que estoy haciendo un sacrificio enorme, porque la idea no es dejar de comer sino comer balanceado. Para esto me tocó negociar con mi fuerza-de-voluntad –de-puta que es bien antojada y caprichosa, pues le encanta picar a deshoras, así que logré canjear las papas chips por un snack saludable. Otro de los acuerdos pactados es que ella se puede dar gustico una vez por semana (Meta a corto plazo- del día a día)

No quiero tener el cuerpo de Gigi Hadid, Kendall Jenner o de cualquier modelo de Victoria`s Secret porque esto sería desestimar la anatomía con la que nací y una forma de no aceptarme a mí misma. Aunque no oculto mis debates internos en torno a mi apariencia externa, mi meta es pulir lo que ya tengo en vez de aspirar convertirme en otra, por eso me encuentro analizando que tipo de rutinas o ejercicios me van mejor y que no me quiten demasiado tiempo, optaré actividades que lleguen a generarme pasión y que no sean solo por moda, de lo contrario en menos de un mes estaré dejando todo tirado. (Meta a corto plazo-tres veces por semana)

Viajar en pequeño y en grande: Desde realizar escapes a playas escondidas y tranquilas para hacer un poco de catarsis y respirar nuevos aires, hasta proyectar el viaje soñado a un destino remoto, porque no soy un árbol de raíces pegadas al suelo y tengo la posibilidad para moverme de un lado a otro, porque viajar me abre los ojos frente a nuevos escenarios y abre la percepción que tengo del mundo. Quizás viajo para escapar pero también para encontrarme, por eso es necesario hacerlo mientras haya alientos, y para lograrlo en la frecuencia deseada tengo que ir rompiendo barreras y diluir todas las excusas.

Por mi parte quiero hacer 3 viajes al año, 2 pequeños y uno grande, esto no incluye los paseos de olla, cuando hablo de viajes me refiero a montarme en un avión o al menos tomar un bus e irme lejos. Para esto diseñé un plan de ahorros con una versión moderna de la alcancía de marranito en donde guardaré una suma semanal, también reduciré algunos gastos innecesarios ( para que quiero tantos bolsos), así como las compras con las tarjetas de créditos, colocaré unas fechas tentativas para viajar, preferiblemente en baja temporada porque no me gusta el gentío, y estaré atenta a las promociones en las aerolíneas, buscaré alojamiento bueno, bonito y barato que se encuentre bien calificado en Tripadvisor y pediré sugerencias a los amig@s que hayan estado en los lugares que quiero visitar. En resumen no me quedaré quieta. (Meta a mediano plazo y 3 veces al año)
Beber más cafés con l@s amig@s y menos Whatsapp: Todo en mí se volvió tan virtual que ya ni siquiera me tomaba el trabajo de llamar por teléfono o verme con ese amigo que supuestamente quiero y que cumplió años, me empecé a conformar con un mensaje por chat y un emoticón. Arrepentida de mi anorexia afectiva comprendí que quiero dar abrazos de verdad, escuchar el chiste en vivo y en directo, en pocas palabras, estar allí y ser quien saque el pañito del bolso para que mi amiga se seque la lagrima de tristeza o de felicidad, quiero darme el gusto del postre semanal en buena compañía, y de paso recordar lo fabuloso que se siente estar en contacto con otro ser humano, sin tener que mirar cada cinco minutos el celular.

Claro está, que en teoría es muy fácil decir esto, pero cuando intentas cuadrar tu agenda con la de tu círculo de amistades, ya sea por cuestiones de tiempo, trabajo, lejanía, pareja nueva, hij@s, o compromisos previos, se convierte en una labor enmarañada que necesitará de paciencia (recordar el propósito No 1) Lo mejor es iniciar con pequeños pasos y hacer el intento de verlos como mínimo cada dos meses, ya sea en grupos grandes o por separado, pero lograr una mayor cercanía con esas personas que forman parte tu vida, llámese familia, amig@s de la universidad o del colegio, excompañer@s de trabajo, l@s de toda la vida, con l@s que tengo hobbies en común, etc., etc., y que por cierto hacen parte de mis varios grupos en Whastapp. (Meta a corto y mediano plazo)

Sugerencias: Regala o dona aquello que ya no utilices, date cuenta que siempre terminas poniéndote la misma ropa, mejor dicho, saca de tu closet ese montón de trapos que están estorbando. Tira a la basura lo que está roto, en mal estado y que ocupa espacio en la casa. Así limpiaras tu energía y darás lugar para que surjan cosas nuevas y buenas.

Los propósitos de año nuevo no solo se desean sino que se construyen, así igualitico pasa con la felicidad y con todo lo que importa en esta vida.

Fuente Solteras DeBotas

www.twitter.com/SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDeBotas

www.instagram.com/SolterasDeBotas

 

Wednesday, 23 November 2016 00:00

¿Por qué se reciclan tapas plásticas?

En Colombia hay un auge de campañas para su recolección. Gracias a ellas se apoyan causas sociales pero, ¿por qué las tapas? Tres fundaciones lo explican.

El plástico se convirtió en una compañía inevitable para el ser humano. Su uso indiscriminado es una de las principales fuentes de contaminación y usarlo apropiadamente es de vital importancia para conservar el medioambiente. Hoy los plásticos representan más del 12% de la cantidad de residuos sólidos cuando en 1960 la cifra era de apenas 1%. Por ejemplo, en 2010 la humanidad generó 31 millones de toneladas de residuos plásticos y solo recuperó el 8%.

Poco a poco el reciclaje se convirtió en un negocio productivo y necesario. Hoy empresas y pequeños recicladores se dedican a recolectar material industrial, cartón, papel, y materiales plásticos comunes como el polietileno, el polipropileno, el poliestireno, entre otros. A pesar de que el reciclaje de plástico no es nuevo, desde hace algunos años es muy frecuente encontrar campañas para reciclar tapas en centros comerciales, supermercados, farmacias, tiendas e incluso restaurantes. Cada vez más personas y empresas se unen a fundaciones que a través del reciclaje buscan fondos para atender, principalmente, a niños enfermos con cáncer y a animales maltratados y abandonados.
Ese es el caso de las fundaciones Planeta Tita con la campaña ‘Tapitas por patitas’, Sanar con ‘Tapas para sanar’ y María José con ‘Gira la tapa’. La primera busca ayudar a los animales desprotegidos al tiempo que genera conciencia ambiental, mientras que Sanar y María José ayudan a los niños enfermos con cáncer y a sus familias.

El misterio de por qué recolectan tapas y no otros materiales plásticos en realidad tiene una explicación bastante sencilla. Para los donadores y los beneficiados es más fácil manejar las tapas porque ocupan menos espacio y las empresas que las compran también las prefieren porque al separarlas por colores simplemente se lavan y muelen para elaborar nuevos elementos en plástico. Las botellas y latas ocupan mucho espacio y por lo general las fundaciones no cuentan con bodegas para almacenar reciclaje grande y pesado.
Otra de las ventajas con la campaña es que la gente reaccionó muy bien a la iniciativa. Tapas para sanar es la más antigua, nació en 2007 y en 2013 batió el Guinness World Record a nivel nacional, cuando logró recolectar más de 70 millones de tapas –unos 156.460 kilos de plástico–. Repitió la hazaña en 2014 junto a la Fundación Garrahan, pero esta vez a nivel América Latina, con 215 millones de tapas plásticas, equivalentes a 477.172,5 kilos. Aunque ‘Tapas para sanar’ es su programa estrella, la fundación también tiene un proyecto de reciclaje para cartón, papel, periódico, botellas plásticas, Tetra Pak, chatarra metálica, chatarra electrónica y plástico limpio. (Vea: 10 tips para vivir con menos plástico)

En cuanto a la Fundación María José, esta surgió por iniciativa de los padres de una pequeña de ese nombre que murió de cáncer, con el objetivo de ayudar a niños de escasos recursos que sufran esa enfermedad. La fundación se involucró en el tema de las tapitas cuando el estudiante David Cortés conoció la historia de María José y decidió por su cuenta recoger tapas para ayudar a producir fondos para la fundación. Actualmente, los dineros de las tapas se destinan, entre otras cosas, a financiar los pasajes de TransMilenio para que los niños vayan a sus tratamientos. De ahí que el lema de la campaña sea ‘gira la tapa, transporta una vida’.
El reciclaje es solo una parte de los aportes que reciben, como cuenta Alejandro González, encargado de comunicaciones. “Tenemos otras campañas como la de donación de cabello, pero descubrimos que los niños prefieren no usarlo por temor a las burlas. Lo que hacemos en ese caso es aprovechar el pelo que nos llega para venderlo a fábricas de pelucas y extensiones, y de ahí obtenemos recursos”, comenta.

Por su parte, la campaña ‘Tapitas por patitas’, original de Argentina, fue adoptada por la fundación Planeta Tita, que la replicó en Colombia hace dos años por iniciativa de su director Camilo Andrés Chaín. “Desde hace muchos años quería hacer algo por los animales. Anteriormente ya había apoyado las causas de los niños con cáncer que recolectan tapitas y tiempo después me decidí a poner afiches en los alrededores de mi barrio, pero esta vez para ayudar animales. Así empezamos”.
Hoy Planeta Tita acoge solo ocho animales -cinco perros y tres gatos- en la que han denominado la ‘Tapa house’. Desafortunadamente no pueden recibir más, pues la fundación trabaja desde una vivienda familiar en un sector residencial y el volumen de tapas recolectadas no les da para trasladarse a otro sitio. “Nosotros, lo máximo que hemos logrado recoger son dos toneladas, que en comparación con lo que reciben las otras fundaciones es muy poco”, explica Chaín. Sin embargo, esto se debe a que otras fundaciones llevan mucho más tiempo con sus campañas y por lo tanto tienen un mayor alcance. Planeta Tita tiene sus esperanzas puestas en el apoyo reciente que recibieron de la cadena de restaurantes Mc Donald’s, que instaló urnas de recolección de tapas en sus sedes en Colombia. De esta manera esperan recibir más tapas y que la campaña sea conocida por más personas.

Para algunas personas donar las tapas se convirtió en un hábito. “Empecé a hacerlo de manera automática. Ya no puedo botar las botellas o frascos con la tapa. Me incomoda tanto verlas puestas que se las quito a los recipientes vacíos aunque no sean míos”, dice Camila Torres, una estudiante bogotana que adquirió esta costumbre hace algunos años.
Alimentación, alojamiento y hasta tratamientos médicos son posibles gracias al reciclaje de tapas plásticas. Aunque otros materiales podrían ser igual de rentables, las tapas siguen siendo la forma más sencilla de conseguir recursos del reciclaje para que hoy en Colombia miles de niños con cáncer y animales maltratados tengan una nueva esperanza de vida.

A sus 27 años Cassandra De Pecol ha dedicado 15 meses para viajar por cada nación como una "ciudadana global" que lleva un mensaje de paz.
La aventurera Cassandra De Pecol es una joven estadounidense de 27 años que se ha dedicado los últimos 15 meses a conocer el mundo. Ha visitado 181 países y tiene la meta de llegar a conocer 191. De lograr esta hazaña De Pecol se convertiría en la pirmera mujer y la persona más joven en hacer este recorrido.

Esta joven creció en Conneticut y California. Su amor por viajar se hizo más fuerte cuando hizo un tour con su hermano por el suroccidente de Europa. Empezó por Bélgica, Holanda, República Checa, Alemania y Suiza. Dos años después decidió viajar por Oriente Medio, Africa, Sudamérica y Asia con solo 2.000 dólares. Ella logro viajar a través de pequeños trabajos que conseguía de mesera, mucama e incluso sembrando semillas.

Cuando cumplió 25 años decidió que querría hacerlo todo nuevamente, pero sabía que quería hacer un recorrido mucho más largo. Con un mapa, una maleta y una meta de ver cada país en la tierra, partió en la expedición el 24 de julio de 2015. Desde entonces ha compartido con el mundo las nuevas culturas que ha conocido y sus experiencias a través de Instagram, la red social a través de la cual también a conseguido marcas que patrocinien sus viajes.

Mientras viaja De Pecol también tenía el propósito de promover la paz. Cuando el Instituto Nacional de Paz a través del Turismo supo de esta joven decidió nombrarla embajadora de paz (IIPT, por sus siglas en inglés). Como representante de la organización ahora ofrece charlas a estudiantes sobre la importancia de cuidar el ambiente.

Desde el minuto en que los bebés varones descubren su pene, nunca más lo dejan en paz, así que imaginen lo que le pasó a un norteamericano que tenía uno extra que además funciona normalmente...

¿Haz escuchado hablar de la difalia? Se trata de una condición bastante rara en la que un hombre nace con dos penes. Ahora bien, recientemente se dio a conocer el caso de un joven norteamericano quien la padece en su forma más extraña (ambos funcionan) y cuenta cómo es vivir con un pene duplicado.
La historia del chico con dos penes
1 de cada 5 millones de hombres nace con 1 pene extra, pero generalmente el segundo no funciona como tal, por eso es tan extraña la historia de un joven norteamericano que, además de tener dos penes, ambos son funcionales en un 100%.

No conocemos su nombre, solo sus seudónimos Diphalic Dude o “DoubleDickDude,” DDD para abreviar en el famoso sitio Reddit, el lugar que escogió para responder todas las dudas sobre su rara condición. Fue tanta la atención que consiguió, que DDD incluso sacó un libro con su historia y se convirtió en toda una celebridad virtual. Sus fotos, donde no se ve su rostro, sino únicamente sus partes intimas, circulan por la web, ya que el mismo las publicó para probar la veracidad de su caso.

Este joven veinteañero nunca le dio mucha importancia a su condición cuando era pequeño, ya que sus padres le recalcaron que nadie podía verlo desnudo y que los otros niños tendrían envidia ya que él era especial. Eso si, cuando comenzó a tener novias, su doble pene le vino de maravilla, ya que ambos son capaces de sostener erecciones, mantener una relación sexual e incluso eyacular, además de tener el mismo tamaño.

La apariencia de este chico con difalia es bastante extraña. Ambos penes se ven normales, lo raro es que son dos en vez de uno, estando lado a lado, pero sin tocarse. El resto de sus genitales son normales. Eso si, necesita eyacular cada uno o dos días, ya que su próstata produce semen en exceso y de no hacerlo, siente dolor. DDD dice que pensó en trabajar en la industria pornográfica y que gracias a su difalia le va muy bien con las mujeres, asegurando haber tenido más de mil parejas e incluso se describe como bisexual.

¿Por qué un hombre puede nacer con dos penes?
No se sabe exactamente qué provoca la difalia, solo que es una condición congénita que aparece alrededor de la cuarta semana de gestación. Los bebés, suelen tener además otros defectos físicos y ese segundo pene está atrofiado o no funciona como tal.

Los genetistas creen que la causa podría estar en una mutación, pero no es hereditario. Incluso, hay médicos que sostienen que causas ambientales a las que está expuesta la madre pueden propiciar que el bebé tenga difalia.

La difalia puede ser completa, es decir ambos penes están completamente separados y funcionan de forma individual como es el caso del joven que inspira el artículo o incompleta, en que un mismo pene se va dividiendo en diferentes zonas.

El caso de DDD es muy raro, ya que solo uno entre cinco millones de hombre tiene difalia, sino que además está libre de otros defectos que le acompañan y, gracias a ello, le da a su miembro fotocopiado un uso intensivo que ya se querría el resto de la población masculina.

El Dr. Abbas Mohajerani investigador de la Universidad RMIT en Australia encontró una solución a las colillas de cigarrillos: convertirlas en materia prima para la fabricación de ladrillos. Según el investigador, esto podría ser una solución para compensar por completo la producción de residuos de cigarrillos en el mundo.
Cada año millones de colillas de cigarrillos son descartadas en las calles. Estos residuos, altamente tóxicos, necesitan muchos años para degradarse y en el proceso contaminan el suelo y el agua con elementos como arsénico, cromo, níquel y cadmio. Estas características, combinadas con la enorme cantidad, hacen de las colillas uno de los grandes villanos del medio ambiente.
Durante años el Dr. Mojaherani soñaba con una solución a este problema. Ahora parece que la ha encontrado. De acuerdo con el investigador, es posible usar el residuo de cigarrillos junto con la arcilla en la fabricación de ladrillos. La opción reduce los costes de producción, elimina un contaminante, y al mismo tiempo mejora la calidad del producto final.
Las pruebas realizadas por el equipo del Dr. Mojaherani identificaron que la sustitución de sólo el 1% de la materia prima para las colillas de ladrillo en sólo el 2,5% de la producción mundial del material haría posible compensar completamente la producción anual de cigarrillos a nivel mundial.

La mezcla también asegura tiene otros beneficios. Los científicos se dieron cuenta de que los ladrillos obtenidos al mezclar la arcilla con las colillas son más ligeros, tienen propiedades de aislamiento térmico y necesitan un tiempo menor de horneado durante el proceso de fabricación, el ahorro de energía es de hasta un 58% en esta etapa.

La apariencia es exactamente la mismo que los ladrillos tradicionales y el investigador asegura que no ofrece ningún riesgo para la salud, ya que durante la combustión, los contaminantes quedan pegados en forma de residuo a las chimeneas lo cuales luego se pueden tratar de forma adecuada.

“La incorporación de colillas de cigarrillo en los ladrillos puede efectivamente resolver un problema de desechos a nivel mundial”, dice el doctor Mohajerani.

Page 1 of 5

Nuestros Cliente

  • afrodita
  • asdeportes
  • autovidrios
  • besame
  • calentaos
  • casaenmadera
  • cdacaqueta
  • colono
  • distrillantas
  • donpan
  • drogueriavillafarma
  • dulcesmomentos
  • electricosmurcia
  • electrocomercial
  • elprimo
  • horneross
  • hotelguacaba
  • hoteltaka
  • isabella
  • lamascoteria
  • lapampa
  • locojuancho
  • luzmila
  • prointures
  • pyp
  • sanangel
  • serproaseo
  • taiwan
  • tecniaceros
  • time

 

 

 

 

 

logo mundoflorencia

Contactos:

info@mundoflorencia.com - mundoflorencia.com@gmail.com

WhatsApp +57 310 483 6679

Lo Último

Suscribete

Suscribete y enterate de las noticias mas relevantes del Caquetá y el resto del Mundo